Pollolandia: un modelo de franquicia en CMI Alimentos que impulsa el desarrollo en Costa Rica

CMI Alimentos, como agrupación de negocios de CMI, Corporación Multi Inversiones, tiene un compromiso importante con la calidad de sus productos, pero también con el desarrollo de las comunidades en las que opera, con la visión de crecer juntos como una oportunidad. De esta manera, Pollolandia como una de sus marcas líderes en el segmento de restaurantes y retail, se ha convertido en un modelo de desarrollo y generación de empleo en Costa Rica.

A través de esta franquicia, la marca ha llevado el sabor inigualable del pollo asado y frito a miles de personas, al mismo tiempo que ha fortalecido la economía local, mejorando la calidad de vida de muchas familias.

Pollolandia y el desarrollo en Costa Rica: una marca con compromiso social

Desde sus inicios, y bajo la visión estratégica de CMI Alimentos y su Presidente Chairman Juan José Gutiérrez Mayorga, ha adoptado el compromiso de crecer junto con la comunidad a través de su modelo de franquicias. Con más de 160 sucursales en Costa Rica, Pollolandia ha generado 525 empleos, contribuyendo significativamente al desarrollo económico del país.

Liliana Alvarado y su historia de éxito en Pollolandia

Liliana Alvarado, franquiciada de Pollolandia, es un claro ejemplo de éxito y los objetivos de este proyecto. Propietaria de tres restaurantes en la provincia de Herradura en Puntarenas, Costa Rica, Liliana es, además de una emprendedora exitosa, generadora de empleo y desarrollo en su comunidad. 

Su historia es un testimonio de cómo, con el apoyo adecuado, se pueden superar obstáculos y alcanzar metas que parecían inalcanzables. Así, comenta al respecto:

“Mi consejo es para esas personas que están emprendiendo por primera vez, es que sean valientes, esforzados y se comprometan con su marca. Que crean en sí mismos, vale la pena creer en usted mismo y vale la pena creer en sus sueños”.

El impacto de Pollolandia en el desarrollo de las comunidades locales

El valor de Pollolandia radica en su aporte al desarrollo de las comunidades en donde opera. Al promover el emprendimiento, ha brindado a muchas familias la oportunidad de mejorar su calidad de vida a través la oportunidad de iniciar un negocio propio. Esta visión compartida ha permitido que la marca represente un elemento importante de desarrollo para las localidades en donde se encuentra.

No obstante, el enfoque de Pollolandia no se limita a la generación de empleo. La marca también se ha comprometido con la formación y capacitación de sus colaboradores, garantizando que tengan las herramientas necesarias para crecer profesionalmente. 

Así, Pollolandia, a través de su modelo de negocio y su enfoque en el desarrollo sostenible, deja huella positiva en Costa Rica, Guatemala y Honduras, beneficiando a innumerables familias y fortaleciendo la economía local.