La portada de Forbes Conmemora 100 años de CMI


AL CUMPLIR UN SIGLO DE EXISTENCIA, CORPORACIÓN MULTI INVERSIONES (CMI) PREPARA LA EXPANSIÓN DE POLLO CAMPERO USA, ASÍ COMO EL CRECIMIENTO EN LOS MERCADOS DE ALIMENTOS Y ENERGÍA SUSTENTABLE DE LA REGIÓN ANDINA Y EL CARIBE.

Hace un siglo, Don Juan Bautista Gutiérrez abrió una pequeña tienda en el municipio de San Cristóbal, Totonicapán, en Guatemala. En las siguientes décadas fundó varios negocios hasta constituir Corporación Multi Inversiones (CMI), compañía que hoy tiene presencia en 15 países y de cara al futuro planea continuar su expansión hacia la región Andina y el Caribe.

El reto está en hacerlo sin perder su esencia de empresa familiar y contribuyendo a la competitividad y al desarrollo sustentable de la región, así como al de las zonas en las que opera, lo mismo en negocios relacionados con alimentos, que en proyectos inmobiliarios y energéticos.

Esta compañía, comandada por la tercera generación, ha crecido a un ritmo de 10% anual en los últimos 40 años y en la actualidad tiene más de 45,000 colaboradores en ubicaciones como Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, México, Ecuador, Estados Unidos, España e Italia.

Mediante sus dos Agrupaciones de negocios (CMI Alimentos y CMI Capital), cuenta con molinos de harina de trigo, producción de pasta y galletas; producción avícola y porcícola, al igual que procesados y fabricación de embutidos; alimentos balanceados para animales y mascotas; y restaurantes como el emblemático Pollo Campero.

También posee proyectos de generación de energía renovable, desarrollos inmobiliarios y negocios de servicios financieros.

En buena medida, la fórmula del éxito de esta empresa centenaria está en su capacidad de innovación, pero también en la de adaptarse a los nuevos mercados, pues como parte de un proceso de prueba y error ha aprendido que no puede simplemente replicar sus productos en los distintos mercados.

«En CMI estamos convencidos que lo único constante es el cambio, por lo que la búsqueda permanente de nuevas oportunidades, promover el emprendimiento y tener la flexibilidad para adaptarnos, características de nuestro fundador, nos ha permitido transformar oportunamente los negocios, siempre aprovechando nuestra experiencia en los mercados donde operamos, pero atendiendo a las necesidades de un mundo global con requerimientos nuevos a cada instante», explica Juan José Gutiérrez Mayorga, presidente chairman de CMI Alimentos.

De hecho, esta compañía ha utilizado la tecnología para estar más cerca del cliente y entender sus necesidades, algo que muchas veces olvidan las empresas en la medida en que creen que están mejor posicionadas.

“Tenemos claro que no se trata de romperse la cabeza o gastar millones para innovar, basta con utilizar las herramientas de mejor manera, cambiar la forma de hacer las cosas, mejorar los procesos y la presentación de los productos. Enfocarnos en lo que tenemos por ganar al realizar los cambios y no lo que tenemos que perder”, argumenta Gutiérrez Mayorga.

A pesar de que hoy es una multilatina, los directivos de la compañía saben que deben mantener su esencia. En este sentido, tienen la misión de conservar valores como la responsabilidad, la excelencia, la integridad y el respeto.

“Este sistema de gobernanza, cuyo corazón está en nuestra oficina corporativa, está enfocado en asegurar que cada uno de nuestros negocios se enfoque en fortalecer su presencia en el mercado, pero siempre con la misma esencia familiar que nos caracteriza desde hace 100 años”, indica Juan Luis Bosch Gutiérrez, presidente chairman de CMI Capital.

Por eso, para el directivo es importante la búsqueda constante de nuevas oportunidades: “Pero sobre todo de oportunidades que promuevan mejores condiciones de vida para las sociedades donde operamos, y contribuir así al desarrollo sostenible de las mismas. Buscar transformar esas sociedades integralmente en modelos más inclusivos y accesibles para todos, y en especial contar con buenos equipos”, puntualiza.